Feria Interncaional del Libro Santo Domingo 2016
Muy buen libro

INDICE GENERAL
Reportajes Especiales
Inauguración de la FIL 2016
Otras Actividades
Figureo en la Feria del Libro
Ebook Kindle
El niño de la burbuja, homenaje al principito
1.00 en Amazon Kindle

 
XIX Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2016
Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte. Del 19 de septiembre al 2 de octubre de 2016.
País Invitado de Honor: República Dominicana
Dedicada a Salome Ureña de Henríquez
SALOME UREÑA DE HENRIQUEZ

Centro de Sonografia y doppler Dr. Bacha Arbaje
Centro de Sonografía
y Doppler Dr. Bachá Arbaje
logo-4life
4life Santo Domingo RD
 
facebook Feria del Libro
Ebook Kindle
Tomy el Ratigato concurso de autores indie 2016
2.99 en Amazon
Ebook Kindle
Sobrevivir a la muerte el maestro del sarcasmo oscar camino
1.99 en Amazon
 

 

 

Salomé Ureña de Henríquez nació en Santo Domingo, capital de la República Dominicana, el 21 de octubre de 1850. Sus padres: Nicolás Ureña de Mendoza (1822-1875) y Gregoria Díaz y León (1819-1914). Nunca salió de su país. Durante su infancia no asistió a otras escuelas que las de primeras letras, únicas abiertas entonces a las mujeres; pero su padre, poeta discreto y abogado de buena reputación, que ocupó puestos de senador y de magistrado, le dio la mejor educación literaria que allí podía alcanzarse en aquellos años: fundamento de ella fue la lectura de los clásicos castellanos. Nunca escribió mucho. Comenzó a componer versos a los quince años; a los diez y siete comenzó a publicarlos bajo el seudónimo de Herminia; desde 1874 los publica siempre con su firma. Ya para entonces llamaban la atención en Santo Domingo, y aun en países vecinos, las composiciones patrióticas en que predicaba paz y progreso. Paz y progreso fueron sus temas desde 1873 hasta 1880; y la constancia de su prédica le conquistó la admiración y afecto de aquel pueblo que, vegetando en pobre vida patriarcal interrumpida por desastrosas guerras civiles, había luchado desesperadamente durante ochenta años por conservar su carácter de pueblo de lengua castellana y de civilización española, y aspiraba, fortalecida por los recuerdos de su ilustre pasado colonial, a existir nuevamente como factor de cultura en América. La preocupación patriótica llegó a sobreponerse a toda otra idea en el espíritu de la joven poetisa: la literatura fue para ella consideración secundaria junto al deseo de hacer llegar su prédica a la conciencia de toda la nación. Servir fue para ella, como para el poeta griego, la aspiración única. El país premió su devoción dedicándole como homenaje, en 1878, una medalla costeada por suscripción popular. Durante los años de 1878 y 1879 se dedicó a completar metódicamente su cultura científica y literaria, bajo la dirección de Francisco Henríquez y Carvajal. Con él contrajo matrimonio el 11 de febrero de 1880. En 1881 sus esperanzas patrióticas sufren grave decepción: el gobierno de Meriño, de cuyas singulares dotes de inteligencia y de cultura se esperaba mucho, fracasa moralmente al creerse obligado a medidas de fuerza para mantenerse en el poder; el fracaso era augurio de nuevas tiranías… La poetisa escribe Sombras, y, sin proponérselo, desde entonces compone y publica versos raras veces. Entretanto había llegado a la República el pensador antillano Eugenio María de Hostos, y se le había encomendado la organización de la Escuela Normal en la ciudad de Santo Domingo (1880): Francisco Henríquez y Carvajal fue uno de sus colaboradores más activos. Salomé Ureña, que acababa de decir adiós a sus ilusiones juveniles de poetisa patriótica, emprende ahora nueva labor constructora: se convierte en educadora de la mujer, y funda, en noviembre de 1881, el Instituto de Señoritas, primer plantel femenino de enseñanza superior que ha existido en el país. En medio de dificultades, como plantel particular en que las alumnas pagaban muy poco o no pagaban, el Instituto vivió doce años (hasta diciembre de 1893): las alumnas que de él salieron han difundido la instrucción de la mujer en el sur de la República Dominicana. Como magno acontecimiento se saludó, en abril de 1887, la investidura de las seis primeras maestras: Leonor Feltz, Luisa Ozema Pellerano, Ana Josefa Puello, Mercedes Laura Aguiar, Altagracia Henríquez Perdomo, Catalina Pou. Para aquella ocasión Salomé Ureña de Henríquez rompió su silencio y escribió la historia de sus aspiraciones y de sus esfuerzos en “Mi ofrenda a la Patria”:
¡hace ya tanto tiempo! Silenciosa, si indiferente no, Patria bendita, yo he seguido la lucha fatigosa con que llevas de bien tu ansia infinita… Te miro en el comienzo del camino, clavada siempre allí la inmóvil planta…

De su matrimonio tuvo cuatro hijos: Francisco, Pedro, Max y Camila. A su hogar dedicó la mayor parte de las poesías que compuso desde 1881 hasta su muerte, y que a menudo dejaba inéditas largo tiempo. Fuera de esas composiciones, y de “Mi ofrenda a la Patria”, sólo escribió otras ocho. Minada su salud por el trabajo cuando se decidió a cerrar el Instituto de Señoritas, no logró recobrarla; vivió tres años más, y murió en su ciudad natal el 6 de marzo de 1897. Su muerte fue duelo de todo el país. Está enterrada en el templo de Las Mercedes, en cuyo convento ejerció el maestro Tirso de Molina.
Pedro Henríquez Ureña.

Oscar Mendoza Camino
Fotografías y Vídeos:
Oscar Mendoza Camino
Director de
www.muybuenlibro.com


El Director de www.muybuenlibro.com Oscar Camino, estará cubriendo parte de las actividades de la XIX FIL-SD 2016. Si deseas que le demos covertura a tu actividad, con servicios fotográficos y videos, para publicación, prensa y entrega de materiales audiovisuales, comunícate al celular y Whatsapp 809-448-2460.

Página en Facebook donde hacemos publicaciones: Feria Internacional del Libro 2016 y en: www.muybuenlibro.com

Directorio comercial Todos los derechos reservados 2016
Contacto, celular y Whatsapp: 809-448-2460
Ed vasquez